miércoles, 10 de junio de 2009

Nuestra juventud

Atendiendo a una lectora del foro, Lilith, voy a dar mis impresiones sobre lo que me parece que está ocurriendo hoy día con nuestra sociedad.
Naturalmente, no se puede comparar las juventudes, en un principio, geográficamente (norte, sur,..) y en segundo lugar con respecto a las de pueblos y ciudades, pero en líneas generales pienso que el gran problema de nuestra juventud es la desidia, la falta de entrega, de interés en cualquier materia. A todo esto lo denomino pérdida de la "cultura del sacrificio".
Justamente esta misma mañana, un alumno me hacía esta misma pregunta sobre la juventud y mi respuesta fue la siguiente: "si en mi familia hubiera habido dinero suficiente como para permitirme todos los caprichos, entregándomelos sin dar nada a cambio, hoy yo no estaría aquí".
¿Cómo vas a pedir a un hijo/a tuyo/a que trabaje, que se esfuerce, si no tiene carencias materiales de nada, si posee lo que necesita para ir subsistiendo y para satisfacer sus pequeños placeres?
La nueva generación se ha adelantado absolutamente en todo: lo que nosotros hacíamos con 20 ó 22 años, lo hacen ahora con 14 ó 15. Se ha probado ya todo y de todo.
¿Quién tiene la culpa de todo esto? La sociedad y obviamente los padres.
¿Estás tratando mejor a un hijo por concederle un capricho?
Casos prácticos de lo que puede ocurrir:
En el lugar donde trabajo que es un corredor de la zona de Madrid es muy sencillo. Los padres trabajan los dos en Madrid cuya consecuencia es la obtención de un buen sueldo cuya parte se destina a tener a los hijos contentos concediéndoles todo lo que les pidan.
Otro problema que veo es la falta de curiosidad por el mundo que les rodea. Ellos se contentan con estar con tal o cual chica o chico y tener para sus vicios. Lo demás no importa. Que la economía va mal, no pasa nada, si mis padres se quedan en paro ya buscarán otro trabajo para poder satisfacerme.
La consecuencia de lo anterior es el egoísmo. Somos muy egoístas debido en parte a nuestra sociedad. Tenemos como valores a personajillos de televisión o similares que han tenido que hacer de todo para llegar ahí y poder mantenerse. En realidad, son justamente eso, personajillos, no son seres humanos reales, están más allá del mal.
Así pues, en resumidas cuentas, existe una falta de entrega, respeto (eso sí mucha desidia), nulo interés y pésimo esfuerzo cuya conclusión es que no disfrutaremos de la pensión de jubilación, pero ¿a quién le va a importar? ¿a ellos?.

2 comentarios:

  1. Ni yo misma lo hubiera definido mejor... "personajillos" estoy muy de acuerdo con tu explicación sobre esta nueva generación de la juventud que nos invade, si pudiera los eliminaría a todos... (jajaja) o mejor, les haría trabajar duro para que supiesen lo que cuesta mantener a unos cafres como ellos. Lo más frustrante es que se les da la oportunidad de aprender y pensar por ellos mismos y la rechzan, tan solo se preocupan por ser los mas "guays", las más guapas y los más malotes y por supuesto de llevar las gafas de sol aunque este nublado... así va el país. En fin, espero que esto cambie en un futuro no muy lejano porque si no, no veo yo un futuro para los que de verdad queremos ser alguien en la vida.

    Un saludo

    Lilith

    ResponderEliminar
  2. Zhion, zhero y ahora James Howlmar. jun. 30, 06:29:00 p. m. CEST

    Dios mio Lilith. Jamás hubiera imaginado que alguien puediera expresar lo que todos sentimos por aquellos (como bien denominas) ``personajillos´´, de una forma tan correcta, sin dejar de lado la aberración (que por ejemplo un servidor siente) que padecemos. Me quito la chistera.
    PD: Me ha encantado la frase de los mataría a todos.

    Zhion, Zhero y ahora James Howl

    ResponderEliminar